Un estudio en lo alto de una torre




Lo original, lo innovador por su propia condición que lleva al cambio, tiene la capacidad de abrir nuestra mente a nuevos encuadres y sorprendernos con ello. Este es el caso del peculiar espacio proyectado por interior architects i29, en lo alto de una torre de un edificio de Amsertdam, más concretamente en la cima de los grandes almacenes De Bijenkorf, quienes junto al Rijksmuseum, han concebido este lugar, anteriormente en desuso, como residencia temporal para artistas de todo tipo de disciplinas, para que estos puedan utilizarlo como lugar en el que desempeñar sus proyectos. Partiendo de la monumental escalera en espiral que en origen daba acceso a lo alto de la torre, encontramos distribuido a su alrededor dos espacios diferenciados, el menor de ellos contiene la intervención principal, una instalación con paneles de madera de pino que proporciona distintos niveles en los que dormir y trabajar, conteniendo un escritorio, una despensa, un sofá-cama oculto tras un cubo voladizo y finalmente, un baño; en contraposición a este, destaca la mayor cabida del espacio, ideado en un blanco impoluto con la intención de crear un rincón visualmente libre de cualquier accesorio, destacando de este modo, la visión ofrecida a través de los dos grandes ventanales que lo flanquean. Una iniciativa que busca reforzar las labores de diversos artistas y que supone también, una muestra de una arquitectura poética a la vez que creativa.



Imágenes: Dezeen

Regresan, las de toda la vida



Sorprende, y lo hace por el encanto inesperado de los textiles empleados, tratándose de una combinación atractiva pero al mismo tiempo, arriesgada. Una cama vestida haciendo uso de las mantas de toda la vida, aquellas que un día fueron substituidas por el edredón, pero que hasta hace relativamente poco era habitual hallarlas en cualquier hogar del país. Con estampados imposibles y de todos los colores, observarlas supone un regreso a nuestra infancia, que como todo, parece volver integrada en un ambiente decorativo actualizado. 



Imágenes: vtwonen


La belleza de un antiguo estuco


Despojadas de sucesivas manos de pintura y viejas capas de yeso, se descubre bajo todo ello la belleza del primer estuco aquél coetáneo a la fecha de construcción del edificio, cuyas marcas nos relatan divisiones entre estancias hoy inexistentes. Imágenes que son reflejo de la belleza oculta en la pátina de las cosas antiguas, ya sean objetos o inmuebles, a los que debemos respetar y en la medida de lo posible, procurar conservar del modo en que fueron concebidos. 



Imágenes: Saarmanche

EspacioQ, la meca del rubio



Especializados en el rubio perfecto y bajo las directrices de Quique Sánchez, le sumamos un interiorismo acorde con las últimas tendencias decorativas y con todo ello, obtenemos una auténtica meca a la que recurrir todos aquellos amantes del cabello rubio. Se trata de EspacioQ, una peluquería ubicada en la calle Manuela Malasaña, 25 en pleno centro de Madrid, que destaca por su alto conocimiento en el ámbito de la coloración. Un nuevo concepto de belleza que pasa por un total entendimiento de la materia, aplicada a las necesidades de cada cliente y que además, cuenta como apoyo con un ambiente agradable, en donde diseño, innovación y materiales naturales, van de la mano.


Imágenes: EspacioQ

Diseño por Photonica
Copyright © tránsito inicial