Reliquias de un artista




El estudio de un artista es como un santuario, el lugar en donde la espalda disminuye su tensión y sus ideas, su talento, encontrándose en su hábitat, fluye hacía aquella que es su disciplina. Son espacios en los que cada rincón nos desvelan el intrincado método de trabajo que allí es empleado, motivo por el cuál resulta tan fascinante descubrir el lugar en donde han sido concebidas las obras, permitiéndonos comprender su trasfondo, aquello que va más allá de nuestra primera percepción en una pieza artística. Así lo he sentido al observar el lugar en donde Beth Emily crea cada una de sus ilustraciones, piezas que se basan una detallada observación de la naturaleza, resultando habitual hallar entre sus folios de gran gramaje, delicadas plumas, plantas, troncos y rocas de diversas procedencias. 


Imágenes: Stephanie Somebody

El pasado, hoy



Con un excepcional interior, esta vivienda resulta sorprendente por ser una obra de arte en si misma, cuyos ejercicios decorativos correspondientes a un esplendoroso pasado histórico contrastan en la actualidad, con el más absoluto minimalismo, imperante en nuestro período actual. Frescos de fantasía para sus techos así como para la imperante estufa que preside el salón, contrastan hoy con piezas de mobiliario de gran sobriedad, siendo como es, un espacio despejado de accesorios, más allá de las piezas de mobiliario puramente esenciales. Así lo demuestran los montones de revistas que reposan apiladas en el suelo, una seña inequívoca de una decoración desenfada propia de sus jóvenes habitantes, Julius y Sarah.



Imágenes: Elledecoration

Un mayor asombro



Nunca con anterioridad, ver empleado el denominado estilo industrial en una vivienda, me había causado un mayor asombro que la que me despiertan las imágenes. El cómo un color concreto, en este caso, el verde en sus distintas tonalidades junto a destellos rosados, aplicados ambos tonos en un conjunto, consigue endulzar un espacio pese a encontrarse este mismo verde, en piezas de mobiliario de marcada tendencia industrial, piezas que en cualquier otro entorno habrían endurecido el aspecto del espacio y que sin embargo aquí, resultan femeninas en el nivel adecuado. 



Imágenes: avenuelifestyle

El símbolo del oro



El arte en cualquiera de sus disciplinas, resulta atrayente para la visión como lo es la música para los oídos, haciendo que algunas piezas nos cautiven, ya sean composiciones musicales o trazados bajo el pincel.  Agradezco por ello, poder descubrir las obras de ilustradores como Teresa Esgaio, quien me escribió un correo haciéndome conocedora de su trabajo y con ello, la delicadeza que en sus dibujos reside. Bajo el nombre de Au Prints, descubrimos una serie limitada de 100 reproducciones de algunos de sus dibujos originales, piezas en las que la presencia del oro (cuyo símbolo químico corresponde a las siglas Au que la dan nombre) obtiene gran protagonismo, convirtiéndose en un elemento distintivo en cada una de las láminas.


Imágenes: AuPrints

Diseño por Photonica
Copyright © tránsito inicial